David Macho (Santander, 1994) hijo adoptivo de Dulceida (influencer), y coautor del Ecce

homo de Borja, ha formado parte de numerosas exposiciones tanto individuales como

colectivas a nivel nacional. En su práctica artística recupera referentes de la cultura pop,

no solo con fines estéticos, sino también como una deconstrucción crítica del mundo

adolescente.

Su universo es poco coherente, o lo que es lo mismo, un calco del sentido de la vida. Un

perro con ropa de DIOR; un record Guinness disparatado, como puede ser la mayor

distancia recorrida de una persona arrastrada y ardiendo; o una serie de principio de los

2000 como h2o, son algunos de los recursos que componen sus obras.

En definitiva, narraciones contemporáneas construidas con copy-paste, donde un jardín

de lo bizarro se presenta para invitar al espectador a entrar en un bucle apocalíptico

cargado de desesperación y fantasía.

Un bosco un tanto «millennial».